Para comunidades

Seguros para comunidades


home_insurance_for_business_2
Problemas por agua, incendios, pintadas en las fachadas, desperfectos en el tejado… son situaciones que no aparecen a diario en las comunidades de vecinos, pero que, el día que se presentan, pueden ocasionar una derrama que deberá ser abonada equitativamente por los vecinos. Según la Memoria Social del Seguro de 2011 de la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), los edificios de viviendas tienen de media: 1 siniestro por agua cada año, por fenómenos atmosféricos cada 4 años, Responsabilidad Civil cada 7, al igual que por rotura de cristales, incendios cada 16 años y robo cada 17. Quedando las averías de maquinaria y los daños eléctricos con un siniestro cada más de 30 años. ¿Tu comunidad está preparada para los imprevistos?

home_insurance_for_business_1
Este tipo de gastos suelen correr a cargo de las cuentas de la comunidad, y para que no existan “agujeros” en las mismas, lo más sencillo es contratar una póliza Multirriesgo. En el caso de que suceda un siniestro en el edificio, los inquilinos del mismo no tendrán que hacerse cargo de él, porque el seguro tendrá unas garantías para mantener su bienestar y calidad de vida. La prima será dividida entre todos los vecinos, por lo que además pasará casi desapercibida entre las cuotas pagadas para el mantenimiento del edificio.

¿Los seguros de comunidades de vecinos son obligatorios?

La Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación, en su artículo 6, establece que los constructores de edificios de vivienda deben contratar obligatoriamente, y por plazo de 1 año, un seguro de daños materiales o de caución. O en su caso, que el promotor retenga un 5% del coste de la obra para hacer frente a los daños materiales ocasionados por una deficiente ejecución.
Los desperfectos provocados por vicios o desperfectos que afecten a la cimentación, soportes, vigas, forzados… o cualquier elemento de la construcción, podrán ser reclamados al constructor durante los 10 años posteriores a la construcción. Durante los 3 primeros años también se puede reclamar el incumplimiento de requisitos de habitabilidad y durante el primero los elementos de acabado de la obra. A partir de entonces, la comunidad de vecinos no podrá acudir al constructor en caso de problemas y tanto los producidos en el edificio como en su interior serán responsabilidad de la comunidad de propietarios.

Los seguros Multirriesgo para comunidades de vecinos disponen de gran flexibilidad para adaptar la póliza a las necesidades concretas de cada edificio de vecinos. La lista de coberturas que se puede contratar es muy amplia y cada comunidad debe escoger en función de las necesidades del edificio y de sus inquilinos. Una modalidad básica contemplaría las contingencias más comunes, como incendio, roturas, daños por agua o fenómenos climatológicos, Responsabilidad Civil, o Asistencia Jurídica.